Reflexiones desde ADEC

Mujeres empresarias

“No estaba contenta con mi trabajo y no estaba de acuerdo con algunas prácticas. Sugerí algunas acciones dirigidas hacia la valorización de las mujeres para poner su talento, pero no logré. Me puse a investigar para independizarme. Junté mis ahorritos, dejé mi trabajo y comencé a vender artesanía. Conversando con mis nuevos colegas, me di cuenta de que yo también podía pintar y aprendí todo tipo de labores. Hoy soy empresaria y me hace muy feliz”. (Elisa).

“Estoy en la empresa repartida en mil pedazos. No me ocupo de mí misma, descuido mi salud. El mayor desafío es lograr el equilibrio entre la vida personal y laboral. Me pierdo muchas cosas que me hubiera gustado compartir con mis hijos y tener más tiempo para ellos”. (Guadalupe).                 

¿Sabían que …? El 9,6% de las mujeres y el 4,8 % de los hombres no tienen empleo en nuestro país. Estos números preocupan porque sabemos que la mujer tiene un talento especial para aportar y contribuir al mundo laboral. Su estilo de liderazgo tiene características muy necesarias. Necesitamos su ser intuitivo, creativo y su cerebro multitareas, para ofrecer ese complemento a la organización, revertir la discriminación y aprovechar los beneficios de esta diversidad que la distingue.

En general, las mujeres empresarias tienen un comportamiento firme, pero cálido y estimulante, para generar actitudes de contribución.  Muchas veces descubren talentos y aportan sugerencias que aumentan la productividad y los números de venta, generando rentabilidad y beneficios para todos.  

Necesitamos mujeres empresarias que aporten su estilo de participar, estimular, premiar, alentando acciones, progresos y escuchando sugerencias de los colaboradores cuando ven oportunidades de mejora.

La propuesta de aumentar la proporción de mujeres en los puestos dirigentes, no es para revertir la discriminación, sino porque está demostrado que la diversidad de opiniones mejora la efectividad de las decisiones. Por eso, es importante armar equipos con diversidad de género y habilidades.

Sin entrar en polémicas, es generalmente aceptado que nuestras mujeres emprendedoras tienen capacidad para innovar en la economía y un notable talento para liderar. Con su impulso e iniciativa contribuyen significativamente al desarrollo del país. Sin duda, redes de apoyo son cruciales brindando formación, asesoramiento y recursos para potenciar sus negocios.

Han sabido combinar la innovación con la tradición, creando productos y servicios que satisfacen a mercados locales e internacionales. Su participación en ferias y plataformas digitales logra la visibilidad de sus empresas. Además, muchas se involucran en iniciativas sociales, promoviendo la educación y el empoderamiento de mujeres y niñas en sus comunidades, lo que refleja un compromiso con el crecimiento económico, sino también, con el desarrollo social y la igualdad de género en Paraguay.

Está demostrado que su talento es necesario para promover la sostenibilidad y construir una visión a largo plazo. 

Carmen Cosp, past president de la ADEC

Enlace Última Hora: https://www.ultimahora.com/mujeres-empresarias-n2995873

Compartir