¿Engañando a los niños?

Se puede engañar a los niños pequeños haciéndoles creer que la educación que recibirán en las carpas es educación. No sé si se les podrá engañar también a los que no son tan pequeños.

Se puede quizás engañar a sus padres carperos si son ignorantes y les conviene para su causa revolucionaria creer que lo que sus hijos reciben en las carpas es educación, pero a la ciudadanía no se le va a engañar. Los ciudadanos no son tan estúpidos como para creer que se puede “educar” en carpas improvisadas y con educadores profesionales (si es que los eligen con carrera y título profesional de docentes) destinados precipitadamente sin preparación alguna especial para una “pedagogía de guerra”.

Para leer más, descargue el material.